Los líquenes como bioindicadores de la contaminación atmosférica

Los líquenes son organismos formados por la simbiosis entre un hongo (micobionte) y un alga (fotobionte). En esta simbiosis, el hongo aporta la humedad necesaria para que el alga pueda desarrollarse, y el alga, mediante la fotosíntesis, aporta la materia orgánica necesaria para que el hongo pueda nutrirse.
Estos organismos son perennes y carecen de cutículas protectoras. Estos dos factores hacen de los líquenes unos organismos muy sensibles a la contaminación atmosférica lo que, unido a su longevidad, los convierte en unos excelentes bioindicadores de la contaminación atmosférica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba