EVOLUCIÓN BACTERIANA en una Placa de Petri Gigante

En este ilustrativo experimento realizado por la Universidad de Harvard en colaboración con el Instituto de Tecnología Technion de Israel, podemos observar como se mueven y evolucionan las bacterias volvíendose inmunes a un fármaco.

Como bien se sabe, la mayor capacidad de mutación y por lo tanto de evolución ocurre durante la generación de nuevos organismos. Es por ello que debido a la alta velocidad de crecimiento microbiano es posible observar con más facilidad la evolución de bacterias para adaptarse a un determinado ambiente, en este caso, concentraciones crecientes de antibiótico.

Para hacerlo, el equipo construyó una placa de Petri de 2 por 4 pies y la llenó con 14 litros de agar. Se dividió el plato en secciones y las saturaron con varias dosis de medicación. Los bordes exteriores del plato estaban libres de fármaco. La siguiente sección contenía una pequeña cantidad de antibiótico, justo por encima del mínimo necesario para matar las bacterias, y cada sección posterior representaba un aumento de 10 veces en la dosis, y el centro del plato contenía 1.000 veces más antibiótico que el área con la dosis más baja.

Durante dos semanas, una cámara montada sobre el plato tomó instantáneas periódicas que los investigadores unieron en un video. ¿El resultado? Una visualización poderosa y sin adornos del movimiento bacteriano, su muerte o su supervivencia; la evolución visible a simple vista de una especie a un entorno.

Además, este experimento también nos permite entender más fácilmente la resistencia bacteriana a antibióticos y por qué es importante no abusar de su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba