¿Cuál es la duración ideal de una siesta?

¿Eres de los que no puede vivir sin una siesta después de comer? Pues sigue tomándola!! Según un estudio de la NASA, una siesta de 26 minutos mejoró el rendimiento de unos tripulantes en un 34 % y su estado de alerta en un 54%. Sin embargo, no todas las siestas son beneficiosas, sigue leyendo este artículo para descubrir la duración ideal de una siesta.

Lejos de ser monótono y homogéneo, el sueño es un proceso complejo en el que ocurren diferentes fases de forma cíclica. Un ciclo está formado por sueño no-rem y sueño rem. Dentro del sueño no-rem encontramos 4 fases. Las dos primeras fases se trata de un sueño ligero en la que la persona se despierta con relativa facilidad. Sin embargo en las dos fases siguientes se entra en un sueño mucho más profundo, en el que las constantes vitales y la actividad cerebral bajan drásticamente y por lo tanto la persona es menos sensible a estímulos externos y es más difícil de despertarse, se trata del sueño más reparador. Por otra parte, durante la fase rem la actividad cerebral es similar a la vigilia y recibe este nombre porque ocurre un movimiento ocular rápido. Esta fase contribuye a asentar la memoria, es por ello que es la fase en la que soñamos.

Cada uno de estos ciclos dura aproximadamente 90 min. Es por ello que una siesta ideal debería durar ¡entre 15 y 30 minutos!, lo suficiente para descansar pero no como para entrar en la fase 3 y sumergirnos en un sueño más profundo. Si nos sobrepasamos de ese tiempo, puede que suframos lo que se denomina Inercia del sueño y que seguramente has sufrido alguna vez. Esta se trata de la sensación de confusión, aturdimiento y lentitud después de una siesta demasiado larga.

Inercia del sueño, cuando te levantas peor de lo que te acuestas

¿Pero cómo puede ser que una siesta corta sea tan reparadora si no alcanzamos las fases más profundas? Esto es debido a que una siesta elimina una molécula llamada Adenosina. Esta adenosina se forma debida a la actividad diaria a partir del ATP y es la que nos produce esa sensación de sueño y cansancio. De hecho, debido a esta molécula, es por lo que el café tiene ese efecto activador, ya que aunque no la elimina, bloquea su mecanismo de acción.

Estructura química de la Adenosina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba