¿Por qué los cadáveres huelen tan mal?

Algunas de las aminas generadas tras la muerte del organismo presentan un olor muy desagradable (hedor cadavérico)

Dos ejemplos de aminas lineales producidas son la cadaverina y la putrescina, responsables del olor fétido y a putrefacción, respectivamente

La cadaverina se genera por la descarboxilación de la lisina, gracias a la enzima lisina descarboxilasa (LDC)

La putrescina se genera por la descarboxilación de la orinitina, gracias a la enzima orinitina descarboxilasa (ODC)

Dos ejemplos de aminas cíclicas son el escatol y el indol, que son responsables del olor fecal. Ambos se generan a partir del triptófano, gracias a la acción de la triptófano sintasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba