GUÍA DEFINITIVA PARA LA BIOIMPRESIÓN DE ÓRGANOS

¿Te imaginas que se pudiera imprimir un órgano cada vez que alguien lo necesite, sin necesidad de espera y evitando cualquier posible rechazo?
Pues esto está cerca de convertirse en una realidad. Aquí te traemos una línea de investigación totalmente puntera, la BIOIMPRESIÓN DE ÓRGANOS. Descubre paso a paso en qué se basa este increíble método.

PASO 1: CONSEGUIR CÉLULAS MADRE DEL PACIENTE

Necesitamos células madre para poder obtener la gran variedad de células que componen un órgano. Además, trabajar con células madre del paciente evitará cualquier tipo de rechazo. Este tipo celular es muy escaso y difícil de tomar del paciente, por lo que el método más común de obtener estas células es tomando células diferenciadas del paciente y desdiferenciarlas. Esta ‘reprogramación’ se llevará a cabo infectando in vitro las células diferenciadas con un virus genéticamente modificado para introducir los genes SOX 2, OCT 4, KLF 4 y C-MYC, los cuales son genes que inducen a la desdiferenciación.

PASO 2: OBTENER LOS TIPOS CELULARES NECESARIOS PARA EL ÓRGANO

En este paso obtendremos los diferentes tipos celulares necesarios cultivando las células madre en placas con medios específicos (enzimas, sustratos, hormonas…). Unos condiciones determinadas inducen la diferenciación de la célula madre en un tipo celular específico.

Ejemplo de los tipos celulares presentes en la piel

PASO 3: CREAR LAS ‘BIOTINTAS’

Estas están formadas por unos tipos celulares específicos (los cuales hemos obtenido en el paso anterior) y una matriz extracelular que tenga las propiedades mecánicas y bioquímicas adecuadas para las células previstas. Para ello, la matriz contendrá, entre otras cosas, hormonas, sustratos, encimas y nutrientes, todos ellos específicos. La matriz le dará consistencia al futuro tejido.

PASO 4: CONOCER LAS MEDIDAS EXACTAS DEL ÓRGANO

El órgano que creemos debe ‘encajar’ perfectamente en el individuo y ser similar al preexistente. Para ello, se debe analizar el órgano a remplazar. Existen varias técnicas para llevar esto a cabo podemos destacar entre otras la Resonancia Magnética Nuclear y la Tomografía.

PASO 5: IMPRIMIR EL ÓRGANO

La impresión de programa de forma específica para un órgano en concreto a partir de los datos obtenidos en el paso anterior.

PASO 6: INCUBACIÓN DEL ÓRGANO EN UN BIORREACTOR

Para terminar, deberemos almacenar el órgano en una cámara que imitará las condiciones del cuerpo humano. Esto permitirá la adaptación de las células y la maduración del órgano.

Tras todos estos pasos, YA TENDREMOS NUESTRO ÓRGANO COMPLETAMENTE FUNCIONAL Y LISTO PARA EL TRANSPLANTE!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba